La Junta General Ordinaria de Accionistas de Iberpay se celebrará, en primera convocatoria, el 25 de abril de 2024, a las 11:00 horas.

Más información
Cerrar

Actualidad Iberpay

Actualidad Iberpay

Home / Noticias Iberpay / Request to Pay, el adeudo instantáneo, digital y sin fricción
Noticias Iberpay - 10 de junio de 2023

Request to Pay, el adeudo instantáneo, digital y sin fricción

Tiempo de lectura: 7 min

Ante la creciente digitalización de la economía y la demanda de pagos móviles, digitales e instantáneos, el Request to Pay cuenta con un gran potencial para transformar la manera en la que empresas y ciudadanos realizan sus pagos en Europa.

Del mismo modo que las transferencias tradicionales (con abono del importe en la cuenta del beneficiario al día siguiente hábil o en el mismo día) están siendo desplazadas por las transferencias instantáneas (con abono instantáneo y funcionamiento 24x7), con la llegada del Request to Pay se prevé una evolución similar en el ámbito de los adeudos, ya que el Request to Pay puede ser considerado como un adeudo instantáneo, digital, disponible las 24 horas de todos los días del año (24x7) y sin necesidad de contar con un mandato previo, formalizado entre el emisor y el deudor.

El Request to Pay es un ejemplo más de la revolución y digitalización que vive la industria de los pagos. Con su pionera implantación en nuestro país, la banca española demuestra una vez más su liderazgo en Europa y su compromiso por impulsar los pagos digitales instantáneos y por mejorar la experiencia de pago de sus clientes.

 

¿Qué es Request to Pay?

El Request to Pay, también denominado Solicitud de Pago, es una forma de pago que permite a empresas y ciudadanos europeos solicitar pagos de forma instantánea, 24x7, digital y sin fricciones a sus clientes, proveedores, amigos, familiares o contrapartes.

Sin necesidad de mandatos previos, el Request to Pay incluye toda la información de la transacción, con datos enriquecidos,  para que el pagador pueda revisar, por ejemplo, la cantidad a pagar, la fecha de vencimiento o la información de referencia, así como la factura electrónica o cualquier otro documento que se precise (contratos, albaranes, fotografías, comentarios, etc.), antes de aceptar o rechazar el Request to pay.

 

Esta forma de pago tipo “pull” (el proceso lo inicia el beneficiario del pago) es la pieza que complementa a las transferencias instantáneas, pago tipo “push” (el proceso lo inicia el pagador), para lograr exprimir todo el potencial de los pagos instantáneos. Se espera que el Request to Pay se pueda convertir en un futuro próximo en un poderoso y eficaz canal para iniciar pagos en tiempo real por parte de empresas, ciudadanos, comercios, organizaciones, administraciones, bancos, adquirentes y emisores de facturas.

 

¿Para qué sirve el Request to Pay?

El Request to Pay es una forma de pago idóneo para cualquier ciudadano que desee solicitar un pago a otro o para cualquier tipo de empresa que quiera facilitar el cobro de los productos que vende o de los servicios que presta, con especiales e importantes beneficios para algunos casos de uso, como: para los pagos B2C a la hora de contratar un servicio o adquirir un producto, para pagos B2B entre empresas y para aquellos pagos a las Administraciones Públicas.

 

Request to Pay de empresa a consumidor (B2C)

La comodidad, instantaneidad y flexibilidad que ofrece el Request to Pay contribuyen a una experiencia de pago de máximo nivel tanto para las empresas como para sus clientes.

Las empresas pueden impulsar y agilizar sus procesos de cobro de facturas a sus clientes, enviándoles solicitudes de pago completamente personalizadas ya que pueden incorporar la información concisa sobre el servicio prestado, a través de canales digitales, como las aplicaciones móviles o las plataformas online, recibiendo el pago final de forma instantánea y 24x7. El cliente, por su parte, tiene opción de chequear y validar esta la información incluida en el Request to pay y, en base a ello, aceptarlo o, en su caso, rechazarlo indicando el motivo.

Dado que el abono del importe en la cuenta del beneficiario es instantáneo y funciona 24x7, permite monitorizar y realizar un seguimiento en tiempo real de los pagos y cobros a clientes (exitosos, pendientes de pago, en proceso de recobro, etc.), pudiendo planificar y asignar recursos financieros con mayor precisión, reduciendo incertidumbres y mejorando el control del flujo financiero.

Otras ventajas del Request to Pay para negocios B2C son:

  • Recepción online de la respuesta del cliente, en cualquier momento de cualquier día.
  • Envío de solicitudes personalizadas y contextualizadas.
  • Posibilidad de ofrecer opciones flexibles de pago.
  • Comunicación rápida, online y directa entre las empresas y sus clientes.
  • Refuerzo del compromiso del cliente y fomento de una relación de confianza.

 

Request to Pay entre empresas (B2B)

El Request to Pay fomenta relaciones comerciales confiables más sólidas y contribuye a un ecosistema de pagos B2B más optimizado, eficiente y productivo, facilitando el pago y la conciliación de las facturas electrónicas, de forma instantánea, digital y sin fricciones.

 

Tradicionalmente, era el pagador quien iniciaba el pago, pero con el Request to Pay la solicitud del pago la inicia el beneficiario del pago, lo que agiliza el cobro de pagos para transacciones B2B, reduce procesos administrativos y simplifica el proceso de facturación.

 

Emitiendo la factura electrónica a través del Request to Pay y cobrándola de forma instantánea, se facilita igualmente la conciliación online de los cobros y los pagos del negocio y se ofrece visibilidad en tiempo real del estado del pago y del flujo de tesorería.

En base a esta nueva forma de pago, digitalizada end-to-end, puede hablarse de pagos embebidos, o lo que es lo mismo, la posibilidad de que las empresas puedan incorporar sus cobros y sus pagos en sus respectivos procesos de negocio, anticipando de forma automatizada necesidades o excedente de tesorería.

Otras ventajas del Request to Pay para los negocios B2B son:

  • Inicio del pago rápido, en cualquier momento de cualquier día.
  • Abono del pago de forma instantánea.
  • Precisión y reconciliación instantánea del pago.
  • Posibilidad de establecer términos y opciones de pago personalizados.
  • Mejora muy significativa de la eficiencia y ahorro de costes.
  • Entorno de pago seguro y transparente.

 

Request to Pay en la Administración Pública

El Request to Pay también supone una solución muy eficaz y estandarizada para facilitar los pagos de los ciudadanos y las empresas con las Administraciones Públicas (Gobiernos, Comunidades Autónomas, Ayuntamientos, Organismos Públicos, etc.). Además, la experiencia de pago que ofrece contribuye a un ecosistema de pagos más eficiente y centrado en el ciudadano.

El uso del Request to Pay podría sustituir a ciertos pagos que hoy en día son manuales,  poco prácticos e ineficientes, como los pagos en efectivo o por ventanilla, y agilizar bajo un estándar común los múltiples métodos de pago distintos que ofrecen las administraciones públicas para el pago de servicios públicos, impuestos, tasas o multas, licencias, permisos, etc.

Al enviar solicitudes de pago directamente a ciudadanos y empresas, los organismos públicos pueden simplificar sus procesos de cobro, reducir los gastos administrativos y minimizar la probabilidad de errores o demoras en el cobro.

 

Impulso del Request to Pay

El Consejo Europeo de Pagos (EPC) puso en marcha en 2021 el esquema SEPA Request to Pay (SRTP) para promover el desarrollo de esta forma de pago de forma estándar en toda Europa.

Desde el primer momento, Iberpay puso en marcha el servicio en su plataforma CICLOM, conectada con Europa para procesar el esquema SEPA Request to Pay con cualquier banco europeo, convirtiéndose en el primer sistema de pago de Europa homologado por el EPC, lo que nos permite prestar este servicio a toda nuestra red de entidades, proporcionar su conexión con Europa y facilitar el desarrollo de soluciones de pago de alto valor para los ciudadanos, las empresas y las administraciones, que aprovechen todo el potencial del Request to Pay.

Iberpay persigue facilitar el liderazgo de la banca española en materia de pagos en Europa y ayudar en su proceso de digitalización y transformación, con una propuesta de valor sustentada en cuatro pilares fundamentales: tecnología, innovación, eficiencia y sostenibilidad.

Ver todas